Posturas de Trabajo Inadecuadas

 

Lesiones que afectan a la espalda, cuello o  extremidades superiores son problemas frecuentes de salud en la población trabajadora.

¿Te encuentras entre ellos?

La salud postural supone  tener una postura correcta al estar de pie, sentado, acostado, agachado o al coger peso.

En el caso de que nuestro cuerpo pase a una posición que rebase las límites naturales de nuestras articulaciones se trataría de posturas forzadas que pueden pasarnos factura.

De igual manera las posturas mantenidas fijas en el tiempo son dañinas por lo que es necesario cambiar de postura con frecuencia.

¿Cómo aplicarlo en el trabajo?

Una mala postura puede afectar nuestra  actividad laboral, disminuir la productividad o incluso  causar bajas por enfermedad.

Las estadísticas indican que el 80% de la población padecerá algún trastorno de columna lo largo de su vida es necesario por tanto, CUIDAR Y APLICAR BUENOS HÁBITOS en nuestra empresa:

  •  Ajustar nuestro puesto de trabajo a nuestras características
  • Protegernos de lesiones
  • corrigiendo posturas incorrectas realizando estiramientos y procurando tener una vida activa.

un HÁBITO POSTURAL CORRECTO de los trabajadores supone para la empresa una disminución del absentismo y rotación de los trabajadores y mejoras notables en la productividad global

¿Qué podemos hacer en casa?

Una correcta higiene postural debe ser aprendida en  casa desde niños para  futuros adultos concienciados  con su práctica diaria, RECIBIR UNA BIENA EDUCACIÓN POSTURAL  desde la infancia prácticar deporte,  evitar la sobrecarga en los bolsos y en  las mochilas evitará dolores y lesiones de espalda a largo plazo.

  • observa
  • y corrige tu postura en tu día

Apuesta por una mejor calidad de vida para ti y para tu entorno.

 

FUENTE: Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]