A partir de julio del 2003, las empresas que trabajan en áreas con una atmósfera explosiva, deben seguir las directivas para proteger a los empleados de los riesgos de explosión.

Hay dos tipos de directivas ATEX (una para el fabricante y uno para el usuario del equipo).

El equipo ATEX 95 directiva 94/9/EC. Regula equipos y sistemas de protección cuya intención es para su uso en atmósfera potencialmente explosivas.

El lugar de trabajo ATEX 137 directiva 99/92/EC. Señala los requerimientos mínimos para la mejora de la protección de la seguridad y salud de los trabajadores expuestos a riesgos derivados de atmósferas explosivas.

En España, la Ley 31/1995 de 8 de noviembre de Prevención de Riesgos Laborales, determina el cuerpo básico de garantías y responsabilidades preciso para establecer un adecuado nivel de protección de la salud de los trabajadores frente a los riesgos derivados de las condiciones de trabajo.

Como desarrollo de la ley de Prevención de Riesgos Laborales se dictó el Real Decreto 681/2003, de 12 de junio, sobre la protección de la salud y la seguridad de los trabajadores expuestos a los riesgos derivados de atmósferas explosivas en el lugar de trabajo.

 Prevencion-y-Proteccion-de-atmosferas-explosivas-600-400

Obligaciones del empresario

Concretamente, el RD 681/2003 obliga al empresario a lo siguiente:

  • Evaluar los riesgos de explosión
  • Coordinar la aplicación de todas las medidas relativas a la seguridad y la salud de los trabajadores cuando en un mismo lugar de trabajo se encuentren trabajadores de varias empresas
  • Clasificar en zonas las áreas en las que puedan formarse atmósferas explosivas
  • Elaborar un documento de protección contra explosiones (DPCE).

 

Documento de Protección Contra Explosiones

El Documento de Prevención y Protección Contra Explosiones, (DPCE) es el documento que confirma que los lugares y los equipos de trabajo han sido concebidos, utilizados y mantenidos, teniendo debidamente en cuenta la seguridad, y que se han tomado las medidas oportunas para que la utilización de los equipos de trabajo en las zonas de riesgo ATEX es segura.